La historia de amor entre San Valentín y las rosas rojas

Cuenta la leyenda que en el Imperio Romano en tiempos de Claudio II, se decidió prohibir los matrimonios entre los jóvenes de la época pensando que así se animarían a apuntarse al ejército y emprender carrera militar.

Pero como el amor siempre gana y se antempone a todo, un sacerdote romano llamado Valentín, decidió oponerse a esta normativa imperial y empezó a casar en secreto a todos las parejas que se lo pedían.

Cuando el emperador descubrió lo que estaba sucediendo a sus espaldas, Valentín fue denunciado, arrestado y condenado a muerte, aunque éste quedó prendado de la hija del carcelero, a la que, antes de morir, declaró su amor con una rosa roja.

Así es como empezó esta tradicion que a día de hoy enaltece al amor a través de esto gesto floral que perdura en el tiempo. Y no únicamente de hombres a mujeres, también en los últimos tiempo es habitual que los hombres reciban flores de sus amadas y se celebre el amor de igual modo.

Y una curiosidad: ¿Por qué las rosas se llaman rosas si son rojas? 

La clave está en el origen etimológico de la palabra “rosa”, que deriva del griego clásico “rhodéa”, cuyo significado es lo que desprende olor, lo que tiene fragancia”.

De ahí, el término pasó al latín “ródja” y, a partir del siglo XIII, al castellano como “rosa”, por lo que, etimológicamente, cuando hablamos de rosa, no estamos haciendo referencia únicamente al color, si no a la flor que más “intensa fragancia desprende”.

Este San Valentín no regales por tradición comercial, ahora ya sabes que tu regalo tiene una larga tradición en la que se celebra el amor por encima de todo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hoy es un buen día para regalarte flores

Abrir chat
1
Hola!!!
Soy Mónica de Flors Xúquer, en qué puedo ayudarte?
Pincha de nuevo en el icono para mandarme tu mensaje.